Madrileando nuevos recuerdos

Cinco meses después de mi devolver estoy aquí, en Madrid. Vine sin expectativas, con ilusión y con ganas de regalarle a esta capi que me adoptó durante 10 años algo de mi alegría recuperada y mejorada. Madrid me ha dado el bien retorno con buen humor pero sin aspavientos.  - ¡Hola niña! Se te ve…